Analizamos Horizon: Zero Dawn

Es la hora del examen de la nueva obra de Guerrillas Games. Sin duda, uno de los lanzamientos más importantes de lo que llevamos de año en el mundo de los videojuegos en general, y el más importante junto a Nioh para PS4 en lo que llevamos de año.

Ha conseguido mucho más de lo que esperaba la mayoría de la gente, y ojo, por que no era poco. Horizon: Zero Dawn se ha convertido en la nueva IP mejor vendida de PS4 desde su nacimiento, y ya ha superado los 2.6 millones de copias vendidas tan sólo 2 semanas después de ponerse a la venta. No sólo ha sido un rotundo éxito en ventas, si no que también ha recibido el favor de la prensa especializada y de los usuarios que han podido disfrutar de esta joya que se ha convertido por méritos propios en una de las mejores exclusivas de todo el catalogo de Playstation 4.

Un lanzamiento tan importante para los usuarios de PS4 que ni siquiera grandes bombazos y lanzamientos de suma importancia como Nintendo Switch o el nuevo Zelda han podido eclipsar el lanzamiento del nuevo título de Guerrillas Games. El gran triunfo que ha cosechado entre los usuarios de todo el mundo ha pillado a muchos por sorpresa, pese a que las expectativas eran muy altas. Sus promesas eran muchas, y nada humildes a decir verdad, pero desde Guerrilla, que han pasado los últimos casi 15 años dedicados a la saga KillZone, han dejado claro que el amor y las ganas son dos de los puntos más importantes a la hora de crear un juego. Se les ha notado liberados, deseosos de ampliar sus conocimientos con una propuesta no sólo jugable, si no gráficamente y  artísticamente muy diferente a la que venían experimentando en todos estos años.

Horizon: Zero Dawn no reinventa nada nuevo, ni siquiera es su intención y el juego ni lo intenta en ningún momento. El mayor acierto de Horizon: Zero Dawn es ofrecer al nivel que ofrece todo lo que engloba a la nueva propiedad intelectual de los de Guerrilla Games, que al parecer, será una de las IP más importantes para los de chicos de Sony en los próximos años. Está claro que con Horizon: Zero Dawn nos han regalado una primera entrega de lo que será una franquicia que seguramente se convertirá en uno de los baluartes de Playstation, algo que le vendrá de perlas a la compañía tras la jubilación de Nathan Drake.

Ahora, tras casi 50 horas dedicadas a esta nueva joya, toca valorar los puntos más positivos de esta obra e intentar compartir con todos vosotros, si tal y como dicen, Horizon: Zero Dawn es verdaderamente uno de los más serios candidatos a convertirse en uno de los mejores lanzamientos de este increíble 2017.

Nace Aloy, una nueva reina para Playstation

Aloy es uno de los puntos más positivos de los muchos de los que puede alardear Horizon. La protagonista creada por los de Guerrilla Games nos ofrece un personaje que si bien está lleno de tópicos, nos ofrece varias posibilidades gracias a las diferentes opciones que encontraremos en las conversaciones con el resto de personajes. Desde ellas poremos ir dando forma al carácter de nuestra protagonista. Aloy es una gran heroína, fácilmente reconocible por su cuidado aspecto, algo indispensable si los chicos de Guerrilla Games querían conseguir algo que ya han conseguido, que es convertirla en un icono de Playstation. A pesar de ello, en este aspecto esperamos mejoras evidentes en una hipotética futura entrega. Si bien es cierto que la propuesta RPG de las conversaciones con los diferentes NPC están bien llevadas, son algo limitadas en cuanto a opciones, y rara vez profundizan lo suficiente como para ver rasgos de Aloy que nos hubiera gustado ver en más ocasiones durante la aventura. Siempre lo digo, pero tan importante como el personaje principal, son los secundarios que lo acompañan, y aunque en Horizon: Zero Dawn hay algunos realmente interesantes, hubiera estado bien que Aloy hubiera conseguido mantener un estrecho vinculo con algunos de ellos al mismo nivel como el que mantiene con Rost, uno de los personajes secundarios más interesantes de toda la obra. La mayoría de los NPC nos contarán sus problemas, en los que Aloy intervendrá, pero en los que rara vez profundizará en lo personal y simplemente se limitará a realizar las misiones que estos nos deparan. De haber sido diferente, quizás hubieran podido reforzar más el carácter de Aloy más allá de aquellas decisiones de importancia que ocurren en ocasiones durante la aventura.

Misiones que por cierto, están inteligentemente integradas, ampliarán más si cabe con pequeños aportes y detalles la trama de forma más liviana y superficial que las principales, dando forma a un argumento que si bien no va a dejar huella, da forma a una trama bien hilada, adulta y sobre todo, interesante. En ocasiones, estas misiones nos propondrán propuestas jugables bastante divertidas y entretenidas. Por si esto fuera poco, cabe destacar que si hay algo que Horizon: Zero Dawn hace realmente bien, es no caer en el error de hacerse repetitivo. Cada una de las misiones secundarias nos propone una mini trama que rodea a los diferentes NPC. Algunas no es que tengan un interés excesivo, pero en ningún momento se hacen aburridas ni parecidas entre ellas, por lo que siempre resulta gratificante realizarlas. No serán sin embargo las únicas tareas secundarias que podremos realizar. Diferentes coleccionables, los “calderos” por explorar en los que aprenderemos a dominar las diferentes máquinas que habitan nuestro mundo haciendo que nos rindan pleitesía, y esos más que interesantes “Cuellilargos” que funcionan al estilo de las atalayas de Assassin’s Creed, y que tendremos que ir escalando para descubrir los secretos de este gran mapa de mundo abierto. Otro de los grandes aciertos del título, ese amplio contenido independiente a las misiones principales, rico en contenido, en variedad y realmente atractivos y divertidas de completar.


Volvemos a repetir, que si bien Horizon: Zero Dawn no reinventa nada, todo lo que ofrece lo hace con un nivel inusitado en tantos de sus apartados que es raro incluso en los triples A. El juego además, no tiene vergüenza ninguna en admitir que es una especie de amalgama de diferentes IP reconocidas. Tenemos mucho de Assassin’s Creed, mucho de Far Cry e incluso mucho de The Witcher III. La fusión de géneros tampoco es algo desconocido y que no se haya usado con anterioridad, y una vez más aquí, la obra acierta de lleno con un factor rpg  realmente cuidado. Pero hay más, cientos de recursos repartidos por el mapeado, la caza de animales salvajes, mejoras de equipo y armas… si bien es cierto, que el aspecto rpg podía haber sido más profundo, otorgando posibilidades mayores y un peso más real en la jugabilidad, con unas habilidades que realmente marquen una notoria diferencia a la hora de enfrentarnos a la máquinas, o con equipo que realmente sintiéramos que nos facilita en gran medida nuestro periplo cuando conseguimos un arma extraña y poderosa. Pese a todo, mentiríamos si no reconociéramos, que la verdad es que con lo que ofrece, es un aspecto que funciona realmente bien.

Tras cada batalla, tras cumplir cada una de las misiones, Aloy irá adquiriendo experiencia que podrá ir usando en la gestión de progresión como más guste al jugador, en un árbol de habilidades diferenciado en 3 clases que nos otorgarán unas mejoras u otras. Habilidades a las que tendremos que sacar partido por que las batallas contra las máquinas serán numerosas, y en ocasiones, realmente desafiantes. Suerte que con el Foco de Aloy podremos ver las debilidades de los enemigos y sacar partido de nuestras armas. Hablando de los enemigos, cabe mencionar la variedad de tipos que encontraremos. Numerosas y extrañas máquinas, tanto terrestres, como voladoras u otras que se desenvuelven con gran maestría por el agua, además de muchos enemigos humanos que otorgan mayor variedad al conjunto si cabe.

Cuando un juego como este Horizon, nos propone un fantástico mundo abierto lleno de vida y que contagia el interés al jugador por explorarlo hasta el último rincón, ya tiene mucho ganado. Si además, nos ofrece un desarrollo divertido, variado y emocionante como el que hace gala este título, el resultado, por suerte para todos, es inevitable. 

Horizon: Zero Dawn es un título que entra por los ojos, casi antes que por ningún otro lado. Pese a ello, he querido dedicar especial atención al resto de apartados antes de enfocarme en el aspecto gráfico y artístico del conjunto, más que nada, por que nada nuevo se dirá a estas alturas, y a nadie cogerá por sorpresa que una vez más, volvamos a asegurar que Horizon: Zero Dawn es posiblemente uno de los títulos más sorprendentes de cuantos hemos podido ver a día de hoy en el mundo de los videojuegos. El impresionante mundo abierto, lleno de vida y lugares indómitos que visitar en uno de los más atractivos de cuantos hemos visto en los últimos años.  Los impresionantes escenarios, y la puesta en escena por un diseño artístico increíble nos van a dejar unas estampas de una belleza rara vez vista en un videojuego. 

Los rostros de los personajes son sobrecogedores, y además, sorprende y emociona el trabajo de Guerrilla a la hora de diseñar a los diferentes NPC, tan diferentes entre si y con un aspecto tan realistas que dejarán boquiabierto hasta al más sibarita de los jugadores. La expresividad de estos podía haber sido mejor pero es un aspecto ínfimo si tenemos en cuenta todas las bondades técnicas de las que hace gala el juego. Además el formidable doblaje a nuestro idioma ayuda y mucho a dar esa personalidad que a veces podemos echar en falta por esa mejorable expresión facial de los personajes protagonistas. Imponente el resultado conseguido por Guerrilla Games, y sorprendente el resultado conseguido viéndose realmente fluido tanto en PS4 como en PS4 Pro. Y si, va a 30 fps y no a 60, pero viendo lo escandaloso que resulta su puesta en escena, sorprende incluso que a 30 fps sea un juego tan estable teniendo en cuenta lo extraordinario de su despliegue visual.


Los usuarios de Playstation 4 deberían acoger el lanzamiento de Horizon: Zero Dawn con los brazos abiertos. No todos los días recibimos una nueva IP de este calibre y con esta calidad. No es un juego perfecto, y existe margen de mejora para futuras entregas. Sin embargo, no tiene ningún aspecto negativo que evite que podamos aseverar su nivel de “obra maestra”. Sin duda alguna, un comienzo emocionante, que roza un nivel sobrecogedor si tenemos en cuenta que se trata de una primera entrega de una IP que promete ofrecernos una franquicia con un futuro lleno de éxitos.

Larga vida a Aloy, larga vida al impresionante Horizon: Zero Dawn.

Aloy

Veredicto

Gráficos - 9.8
Jugabilidad - 9.5
Duración - 9.5
Sonido - 9.4
Diversión - 9.7

9.6

Obra Maestra

Guerrilla Games ha disfrutado durante el desarrollo de Horizon: Zero Dawn. Lo ha dejado claro, la desarrolladora tras casi 15 años dedicados a la franquicia KillZone, ha creado una nueva IP llena de calidad que le augura una nueva franquicia de éxito a Sony Playstation durante muchos años.

+ Visualmente escandaloso e impresionante

+ Un salvaje mundo abierto lleno de vida que invita a recorrerlo

+ Una trama adulta que se sigue con interés

+ Un diseño artístico sobrecogedor

+ La acción es gratificante y espectacular

+ Un gran doblaje al castellano

- No innova en nada

- La expresividad de los personajes podría ser mejor

User Rating: 4.88 ( 6 votes)

Acerca de Urko

Urko
Alumno y Prefecto de la casa Hufflepuff del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Simpatizante de la casa Stark y tributo del distrito 4. Mi elemento es el agua, y por ello, formo parte de Erudición. Próximo estudiante de la Escuela Xavier para Jóvenes Talentos. Seriéfilo, cinéfilo y amante de los videojuegos.

Podría interesarte...

Los grandes y numerosos lanzamientos de Marzo

Mañana entramos de lleno en un mes para el recuerdo en la presente generación de …