Analizamos Watch Dogs

Ríos de tinta han corrido gracias a este título de Ubisoft. Después de dejarnos a todos boquiabiertos durante su presentación en el E3 del año 2012, muchos pensaron que el alarde gráfico que había mostrado el juego no podría ser realidad en las consolas de nueva generación. Poco tiempo después Ubisoft confirmaba lo que muchos temían, y es que aquella demo que Ubisoft jugaba con un mando de PS4, corría en un PC súper vitaminado, pero aun así la compañía prometía conseguir esos gráficos en las consolas de nueva generación, y ese fue el inicio del culebrón de Watch Dogs.

Año nuevo, y E3 nuevo. La demo mostrada durante el E3 del 2013 nos dejo con una nueva demo jugable de Watch Dogs, el downgrade gráfico era evidente, aunque graficamente el juego aun seguía luciendo bastante bien, los recortes en este aspecto eran evidentes. Quizás si Ubisoft hubiera actuado con más humildad, y hubiese admitido el (evidente) downgrade gráfico, la rumorología creada entorno a este juego, quizás se hubiese terminado entonces, pero la compañía lo negaba tajantemente, y parecía pretender hacernos creer que nadie excepto ellos sabían de lo que estaban hablando.

Las imágenes que la compañía compartía tampoco ayudaban a mejorar la cosa, ya que como viene siendo habitual en Ubisoft, estas lucían un aspecto que no reflejaba la realidad, aunque en este caso, con esta compañía (y cada vez con más), veníamos escarmentados desde hace tiempo.

Entonces, ¿tan bueno era Watch Dogs técnicamente hablando antes, y tan malo es ahora? Pues ni una cosa ni la otra la verdad. Aunque el producto final no es comparable con lo visto en aquella impresionante demo vista en aquel lejano ya E3 del 2012, Watch Dogs es un juego que técnicamente cumple con su cometido, al menos en las plataformas de next gen y PC. Nada que llame la atención de todos modos, si tenemos en cuenta, que Ubisoft aparte de juegos, es experta en vender humo.

No es un referente gráfico, de eso no hay duda, pero el juego luce bastante bien pese  algunos fallos y carencias bastante importantes a día de hoy. Para empezar, donde el juego más se luce es en las misiones de noche. La ciudad de Chicago se ve especialmente bonita y atractiva durante las fases nocturnas, con unos efectos de luz muy llamativos, pero con importantes carencias, como el no incluir sombras dinámicas. ¿Como es posible que a día de hoy, un personaje se ponga frente a los faros de un coche y no cree ninguna sombra? Incomprensible, más si cabe si tenemos en cuenta que son detalles de efectos de luces y sombras que llevan vigentes desde hace varias generaciones de consolas…

Pese a estos fallos, estamos ante un juego visualmente llamativo, y desde luego, en las versiones de PS4 y Xbox One, mucho más cercano a la versión de PC de lo que muchos están dispuestos a admitir, eso si, muy alejado de lo visto la primera vez que se presento el juego. Aquel video comparandolo con el resultado final, quizás se pueda lograr en Watch Dogs 5.

Evidentemente, como todo buen juego, lo importante no son sólo los gráficos, pese a que en este caso era una de los aspectos que más controversia ha desatado durante el desarrollo de este título. Watch Dogs destaca en otros puntos de forma bastante significativa. Aunque la BSO del juego no destaca,  el título tiene una serie de canciones bastante amplia que podremos organizar nosotros en listas de reproducción, aunque la mayoría de estas canciones  resultan demasiado planas y sin excesiva personalidad.

El doblaje por contra, luce un gran nivel, aunque  en no pocas ocasiones, la sincronización labial deja bastante que desear. Voces que reconoceremos de otros papeles en videojuegos y series, que nos dejarán un gran sabor de boca, escogidos con gran acierto para todos los personajes principales de la trama.

Dichos personajes brillan a un gran nivel, sobre todo en el apartado de los secundarios, bastante profundos y diferentes entre si, quizás, mejor tratados y desarrollados que el propio protagonista del juego, un Aiden Pierce  bastante pano, y más si lo comparamos como ya he dicho, con el rico plantel de secundarios que tiene el título. Aun así argumentalmente, el juego está bastante cuidado y sabe mantener el interés del jugador en todo momento, con algunos giros en la narrativa que en ocasiones nos dejarán sorprendidos.

Jugablemente el juego también tiene importantes “peros”. Desde la conducción de los coches, que además de adolecer unas físicas un tanto extrañas, es bastante ortopédica y limitada (incomprensible eso de no poder disparar mientras conducimos), la bochornosa IA de los enemigos, con los que en ocasiones nos quedaremos asombrados de lo tonto que pueden llegar a ser, (se auto inmolan, se quedan atascados en los escenarios…), hasta las zonas de coberturas en los tiroteos, que hace que a veces de la sensación de que Aiden se nos queda atascado.

Pero no todo son aspectos negativos en el juego. Enmarcado en un mundo abierto que a su vez permite distintos puntos de entrada para cada misión. Es en estos momentos cuando Watch Dogs brilla con luz propia, haciendo gala de una flexibilidad en su planteamiento verdaderamente envidiable.

Poder llegar hasta un objetivo, sin movernos físicamente, tan sólo con la ayuda de las cámaras que podremos hackear es una originalidad que nos ofrece el sistema de hackeo en el que el título se basa como una de sus armas principales, y en este aspecto hay muy pocas cosas negativas que remarcar, si acaso, el sistema de hackeo de algunas terminales en concreto, que puede llegar a resultar un poco tedioso. Sin duda alguna, el gran protagonismo del juego, es todo lo que Aiden puede hacer con el arma más peligrosa de las que dispondrá en todo el juego, su teléfono móvil.

En su vertiente multijugador el juego ofrece importantes añadidos que aumentaran las ya de por si bastantes horas que le tendremos que dedicar al modo campaña. Además de ofrecernos la ciudad de Chicago por completa para nuestro uso y disfrute, podremos cruzarnos con otros jugadores, y iniciar misiones secundarias solos o en compañía. Algunas de ellas tremendamente originales, como poder manejar una araña gigante mecánica, o abatir alienígenas pixelados en hordas continuadas. Si hay algo que sabe hacer Watch Dogs y que hace precisamente muy bien, es divertir y entretener al jugador. El modo campaña nos ofrece misiones muy variadas entre ellas, y aunque algunas de las misiones secundarias pueden parecerse entre si, la variedad de dichas misiones está muy cuidada. Pero si además de ello, queremos disfrutar de unas partidas con amigos más desenfadas, el modo multijugador de Watch Dogs es una apuesta segura.

En definitiva, y pese a que todo lo que se ha podido leer acerca de este título no ha sido bueno, lo cierto es que Watch Dogs nace de forma más que aceptable como una nueva y gran saga (viniendo de Ubisoft, es seguro que cuente con nuevas entregas). Más allá de los gráficos, existe un gran trabajo en todos los apartados que definen este título como un gran juego. Quizás no alcanza la excelencia que muchos esperaban de él, pero desde luego, Watch Dogs es un título que está muy por encima de la media.

Posiblemente Ubisoft sea una de las compañías más criticadas por el desgaste de sus franquicias más exitosas. Ahí tenemos el ejemplo de Assassin’s Creed, una saga sobre explotada, que pese a ello, ofrece títulos de grandísima calidad con cada una de sus entregas con mayor o menor acierto. Teniendo en cuenta, que en menos de un mes Watch Dogs ya ha conseguido vender más de 4 millones de copias (a ver cuantas nuevas IP pueden conseguir semejantes ventas), estamos muy seguros, de que volveremos una vez más a hackear todo lo que nos sea posible en Watch Dogs 2.

Acerca de Urko

Urko
Alumno y Prefecto de la casa Hufflepuff del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Simpatizante de la casa Stark y tributo del distrito 4. Mi elemento es el agua, y por ello, formo parte de Erudición. Próximo estudiante de la Escuela Xavier para Jóvenes Talentos. Seriéfilo, cinéfilo y amante de los videojuegos.

Podría interesarte...

Assassin’s Creed Origins se muestra en un nuevo tráiler en la Gamescom

Nuevo trailer de AC Origins Un nuevo tráiler cinematico se ha dejado ver durante en …